Durante las últimas décadas, el cine ha mostrado a los escualos como extremadamente peligrosos, no obstante, ¡esta imagen es bastante equivocada! Conoce a continuación 5 mitos de los tiburones asesinos y aprende más de ellos. ¡Sigue leyendo!

Los tiburones se comen a cualquiera

Los tiburones se comen a cualquier persona

El tiburón gata se alimenta de peces, rayas y moluscos los cuales succiona, para luego triturar con sus dientes.

La realidad es que los tiburones asesinos son creaciones de Hollywood, pues no se alimentan de seres humanos.

De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos, los escualos consumen únicamente peces, moluscos y, si son de gran tamaño, pueden depredar mamíferos marinos como focas o leones marinos.

Este comportamiento se debe a que los tiburones existen desde hace millones de años en los océanos y en sus hábitats nunca han vivido los humanos.

Por ende, estamos fuera de su cadena alimenticia. Sin embargo, el organismo afirma que las mordidas suceden cuando los tiburones están confundidos o por mera curiosidad al ver una figura que no habita en sus zonas.

Los tiburones atacan a los humanos

Los tiburones atacan porque son depredadores crueles

El tiburón puntas negras suele nadar entre los arrecifes cercanos a las costas, mordiendo en ocasiones a las personas que se pueden encontrar allí.

De nuevo, derribamos una idea que contribuye a pensar en tiburones asesinos: los escualos no nadan pensando en su próximo ataque o buscando seres humanos para morderlos.

La Enciclopedia Británica explica que todo depende de la zona en la que esté una persona y la especie. Por ejemplo, en lugares cercanos a la costa como los arrecifes, es probable que se encuentre un tiburón puntas negras. Al ver “formas” poco familiares, es posible que sienta curiosidad, muerda y huya rápidamente.

Lo mismo sucede con las especies de mayor tamaño que navegan en mar abierto, como los tiburones blancos, quienes, al ver las tablas de surf, se aproximan para morderlas e investigar, pues sus dientes funcionan como “órganos sensoriales” que les permiten determinar si lo que están tocando se trata de un buen alimento o no.

Todos los tiburones son enormes

Todos los tiburones son enormes

El tiburón ballena es el escualo más grande y, a diferencia de sus similares, no consume carne sino plancton.

Existen de diversos tamaños, el escualo vivo más grande que existe es el tiburón ballena (Rhincodon typus), el cual mide de 14 a 20 metros. Le siguen el tiburón martillo (Sphyrna mokarran) con una longitud de 4 a 6 metros y el gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias), que puede alcanzar hasta los 6 metros.

Por otro lado, hay especies que distan de la apariencia de tiburones asesinos como el bambú marmoleado (Chiloscyllum plagiosum), con una talla máxima de 95 centímetros. También existen muchos más pequeños que caben en la palma de la mano, como el Mollisquama mississippiensis, hallado en 2010 y que mide tan solo 14 centímetros.

Los tiburones huelen la sangre humana

Los tiburones huelen la sangre humana

El tiburón mako es una de las especies más rápidas del océano, ya que puede alcanzar una velocidad de hasta 74 km/h.

En principio sí lo hacen, pero no significa que con unas cuantas gotas de fluido humano van a atacar. El Museo Australiano afirma que los tiburones tienen un excelente sentido del olfato gracias a un sistema nasal muy bien desarrollado con el que detectan a otros organismos, incluso a kilómetros de distancia.

A pesar de ello, la sangre humana no los vuelve locos como lo hace el plasma de los mamíferos marinos, muchos de ellos heridos por la pesca comercial o por las embarcaciones en altamar.

Los tiburones no tienen depredadores

Los tiburones no tienen depredadores

Los tiburones tienen un depredador: el humano. Las redes de pesca son un gran peligro, ya que pueden quedar atrapados accidentalmente.

Algunos sí cuentan con depredadores. Ocean Conservancy destaca que la orca (Orcinus orca) consume tiburones blancos y que, para atraparlos, forcejea con ellos hasta voltearlos y aturdirlos.

Otros tiburones de mayor tamaño se alimentan de escualos más pequeños. De igual forma, hay especies, como el tiburón gata (Ginglymostoma cirratum), capaces de recurrir al canibalismo comiéndose a sus hermanos.

Desafortunadamente todos los tiburones, por más grandes que sean, tienen a un depredador común: el ser humano. De acuerdo con Oceana, estos son algunos factores provocados por la mano del hombre y que ponen en peligro la vida de tan fascinantes seres:

  • La captura accidental, pues los escualos quedan atrapados en las redes.
  • La pesca ilegal de especies amenazadas como el tiburón azul.
  • La alta demanda de aletas de tiburón. Si a un escualo se le quitan estos elementos, difícilmente podrá desplazarse y, por ende, perderá la vida.
  • La contaminación del agua por metales pesados, objetos plásticos y microplásticos, estos últimos ingeridos con facilidad debido a sus pequeños tamaños.

Después de leer todo lo anterior, ¿aún sigues pensando en tiburones asesinos? Esperamos que, tras derribar estos mitos, reflexiones sobre estas especies y realices acciones desde tu hogar para conservarlos, como reciclar y reducir el uso de plásticos y evitar el consumo de productos que desprendan microplásticos.

Ahora que terminaste de leer, ponemos a prueba tu conocimiento sobre tiburones, demuéstralo haciendo este quiz, da clic.

Bibliografía y fuentes
https://www.worldwildlife.org/descubre-wwf/historias/mitos-y-realidades-sobre-los-tiburones
https://usa.oceana.org/shark-myths-vs-facts
https://www.britannica.com/story/why-do-sharks-attack
https://australian.museum/learn/animals/fishes/shark-myths-and-facts/
https://www.nationalgeographic.com/animals/2004/01/great-white-shark-myths/
https://eu.oceana.org/es/tiburones
https://www.ngenespanol.com/animales/descubren-una-nueva-especie-de-tiburon-de-bolsillo-que-brilla-en-la-oscuridad-en-el-golfo-de-mexico/

 

 

Contenido protegido por derechos de autor