Diego es una tortuga gigante con más de 100 años y es famosa debido a su gran ayuda para la supervivencia de su especie en las islas Galápagos. Tras varias décadas de permanecer bajo cuidado humano, el quelonio -como también se les conoce a las tortugas- fue regresado a su hábitat original.

Perteneciente a la especie Chelonoidis hoodensis, Diego pesa unos 80 kilos, mide 90 centímetros de ancho y puede alcanzar una estatura de 1.5 metros si estira las piernas y el cuello.

Durante la semana pasada fue llevada a la isla desértica La Española, ubicada dentro del archipiélago de Galápagos para residir definitivamente. La noticia fue compartida por Paulo Proaño Andrade, ministro de Ambiente y Agua de Ecuador.

Diego y otros ejemplares fueron liberados.

Además de Diego, otros 14 ejemplares de tortugas gigantes fueron liberados en la isla La Española, dentro de las Galápagos.

Junto con Diego, también se llevaron a otras catorce tortugas gigantes que formaron parte de un programa de reproducción establecido en la isla de Santa Cruz y que permitió el nacimiento de 2,000 tortugas.

Los resultados tan positivos hicieron que los responsables del proyecto analizaran a varios ejemplares que actualmente habitan en La Española y descubrieron que Diego es el padre de, al menos, 40 % de la población de quelonios en dicha isla.

Diego, la tortuga, jugó un papel muy importante en la conservación de su especie, de la cual, en la década de los sesenta, solo se tenía registro de dos machos y doce hembras, propiciando un desequilibrio para la reproducción.

Debido a la situación, se realizaron esfuerzos internacionales para recuperar a este reptil endémico de las Galápagos y uno de ellos fue traer a un macho, como Diego, quien arribó al archipiélago en 1976 desde el Zoológico de San Diego.

A partir de entonces hasta hace pocos días, la centenaria especie estuvo bajo cuidado humano, dentro de un programa de restauración de tortugas gigantes impulsado por el gobierno ecuatoriano.

Desde ahora, la tortuga Diego ya vive en La Española, junto con sus descendientes. Su presencia suma a la gran biodiversidad que posee el Parque Nacional Galápagos, creado en 1959 y reconocido por el ser el laboratorio de estudio para Charles Darwin.

Si quieres conocer más sobre el medio ambiente, debes ver estas cinco películas educativas, ¡da clic para descubrirlas! 

Bibliografía y fuentes
Contenido protegido por derechos de autor