Algo que tienen en común las culturas prehispánicas de México es que  poseen una gran relación con el medio ambiente. Algunas ya conocían los poderes curativos de plantas y hierbas, otras, admiraban a los animales que vivían con ellas. Su admiración era tan grande que incluso asociaban a algunos de sus dioses con esos animales, dándoles también un carácter sagrado.

Un gran ejemplo de esto es la relación que existe desde hace siglos con las abejas; pero no se trata de las comunes, las que se conocían en el México prehispánico no tenían aguijón, así es ¡Abejas sin aguijón!

“Las abejas meliponas se alimentan de plantas medicinales, dotando a su miel de increíbles propiedades”

En el mundo existen cerca de 20 mil especies distintas de abejas y las que se conocían en el México antiguo son un grupo llamado meliponinos, actualmente esta especie se puede encontrar en todo el mundo, principalmente en las zonas tropicales. Existen diversas características que las distinguen del resto de las abejas, la principal, es la ausencia del aguijón. Sin embargo, también resalta su tamaño que es menor al de la Abeja Europea (la abeja más común en nuestros días), las especies de las que se alimentan, su color, entre otras.

En México, los mayas fueron quienes más trabajaron con estas abejas y quienes lo escribieron y registraron en códices que permiten saber más sobre lo que hacían con ellas y los métodos que utilizaban.

Al trabajo con estas abejas se le llama meliponicultura y es una actividad que se puede realizar de manera sencilla por casi cualquier persona, gracias a que son abejas muy tranquilas y  pequeñas, además contribuyen a los procesos de polinización de algunas plantas y frutos muy especiales como: el café, el aguacate, el tomate, el chile habanero, entre otros.

Las culturas prehispánicas consideraban a las abejas y a los productos que producían como seres sagrados, mismos que utilizaban en rituales o ceremonias. Cuando descubrieron que además tenían propiedades curativas su valor se acrecentó.

Gracias a diversos estudios se ha encontrado evidencia que dichas culturas,  utilizaban la miel de las abejas para endulzar algunas bebidas y alimentos, como lo hacemos en nuestros días. La miel de las abejas meliponas es un poco más ácida que la de las abejas europeas, debido a  que las plantas de las que se alimentan son distintas. En muchos casos, las abejas meliponas son las principales polinizadoras de ciertas plantas de la región, gracias a su particular tamaño y la velocidad de su aleteo.

Las abejas hoy…

Aunque no son tan conocidas, las abejas meliponas son muy importantes y México cuenta con 46 especies distintas distribuidas desde Tamaulipas hasta el sur del país. En algunas zonas, aún hay grupos que se dedican a la meliponicultura con técnicas prehispánicas, conservando así tradiciones y sobre todo cuidando de esta increíble especie.

En Acuario Michin Puebla contamos con un Meliponario para que puedas conocer más sobre estas increíbles abejas, son muy amigables y podrás verlas en acción durante tu visita. Te invitamos a cuidar de las abejas que veas cerca de tu casa o en el parque, ya que son muy importantes para mantener la mega diversidad de nuestro planeta.

 

“Además, te invitamos a seguir al pendiente de todo lo que tenemos preparado para ti en este mes lleno de dulzura en honor a las abejas.”

 

 

FUENTE: 

http://ciencia.unam.mx/leer/1031/sangre-de-nopal-el-rojo-mexicano-de-la-grana-cochinilla

https://www.naturalista.mx/taxa/308416-Scaptotrigona-mexicana

https://www.gaceta.unam.mx/la-abeja-prehispanica-mejor-que-la-europea/

http://www.ecosur.mx/sitios/catalogo_pub/item/manejo-de-las-abejas-nativas-sin-aguijon-en-mexico-melipona-beecheii-y-scaptotrigona-mexicana

Contenido protegido por derechos de autor